¿Volar tu dron DJI en clima invernal? Sigue estos consejos

¿Estás planeando volar tu dron DJI este invierno? Entonces deberías conocer los problemas comunes de los drones causados ​​por las bajas temperaturas, así como los consejos de seguridad y configuración de la cámara que debes seguir antes, durante y después del vuelo para mantener tu avión en las mejores condiciones.

Batería y medio ambiente

Los drones DJI funcionan con baterías de litio. Las temperaturas frías pueden sacar a estas baterías de su zona de confort al disminuir su capacidad de descarga y aumentar la caída de voltaje durante la descarga. Si el voltaje de la batería cae significativamente durante el vuelo, es posible que la aeronave no pueda mantener su velocidad con el máximo empuje. Y continuar volando con la batería baja aumentará el riesgo de sufrir un corte de energía accidental. Siga los siguientes consejos para prepararse para un vuelo seguro:

  • Asegúrese de que sus baterías estén completamente cargadas antes del despegue.
  • Utilice un precalentador de batería o encienda la batería con anticipación para precalentarla a más de 15 °C (59 °F), reduciendo así la resistencia interna de la batería.
  • Después de encender su dron, colóquelo en el aire y permita que el avión se caliente durante aproximadamente un minuto antes del despegue. Esto también ayudará a garantizar el rendimiento normal de varios sensores y a disipar el vapor de agua en la lente.
  • Asegúrese de empujar las palancas de control suavemente para evitar caídas de voltaje de la batería.
  • Las baterías se agotan más rápido en temperaturas frías, así que esté atento al estado de la batería de su dron durante el vuelo.

De igual forma, no olvides mantener caliente tu dispositivo móvil. Al mismo tiempo, debes tener cuidado con la congelación. Operar un control remoto con las manos entumecidas es peligroso; use guantes cuando vuele al aire libre durante los meses de invierno. También puedes usar gafas protectoras para evitar daños en los ojos causados ​​por el reflejo de la luz.

Otra cosa a tener en cuenta en este momento es la visibilidad reducida y la humedad de la nieve. Verifique siempre las condiciones climáticas y evite fuertes vientos, lluvia y nieve. DJI no recomienda volar a temperaturas inferiores a 14°F (-10°C) para la mayoría de los drones. Además, para evitar que los sensores visuales funcionen mal, evite volar a bajas altitudes (menos de 5 m) sobre nieve espesa o altamente reflectante.

Recuerde que la humedad también puede dañar los motores. Por lo tanto, evite el contacto con la nieve y, en su lugar, utilice una plataforma de aterrizaje para despegar y aterrizar su dron. Finalmente, antes de despegar, asegúrese de que la señal del GPS sea fuerte.

Lea también: 5 productos que DJI dejará de admitir en 2024

Configuración de la cámara del dron para el clima invernal

Para capturar la belleza de la nieve en todo su esplendor, es posible que necesites configurar manualmente la exposición de la cámara. Esto se debe a que el sistema de exposición de la cámara a veces puede subexponer la nieve, engañado por su brillo. Si es un día soleado, aumente la exposición en dos paradas. En días nublados, un aumento de una parada debería ser suficiente. También puedes aprovechar la función de horquillado de exposición automática (AEB) de tu dron para tomar varias tomas de la misma imagen con diferentes configuraciones de exposición. De manera similar, es posible que necesites ajustar el balance de blancos para obtener el equilibrio de color adecuado para tu paisaje nevado.

Guardar tu dron en invierno

Después de volar en clima invernal, limpie rápidamente la aeronave para mantenerla seca. La diferencia de temperatura al entrar a una habitación cálida desde un ambiente exterior frío puede provocar que se forme condensación en las superficies de la aeronave, como la batería y las superficies de las lentes. Una limpieza rápida puede ser de gran ayuda para evitar daños a los componentes electrónicos.

Pero tenga en cuenta que el rendimiento de su dron también podría verse afectado si se mantiene inactivo durante mucho tiempo. Almacenar correctamente el avión se convierte en clave en este caso. Asegurate que:

  • Cargue y descargue completamente la batería una vez cada tres meses para mantenerla en buen estado.
  • Retire las hélices y coloque la abrazadera del cardán cuando guarde su dron.
  • Guarde su dron en un ambiente interior seco a una temperatura constante entre 41 y 68 °F (5 y 20 ℃). Evite almacenar el avión bajo la luz solar directa.

Esperamos que estos consejos te ayuden a capturar espectaculares paisajes invernales con tu dron. ¡Feliz vuelo!

Leer más: Todo lo nuevo que llega a DroneDeploy este mes: modo Flythrough, cubo de vista de mapa 3D

FTC: Utilizamos enlaces de afiliados automáticos que generan ingresos. Más.